Tecnología para conectarte

Emma Watch de Microsoft ayuda a los pacientes con Parkinson

El Parkinson es una enfermedad degenerativa que imposibilita la realización de las tareas más simples del día a día, como comer, escribir, o dibujar. A día de hoy no se conoce cura alguna, pero si que se pueden retrasar sus efectos mediante fármacos.

La tecnología también está aportando su granito de arena para hacerle la vida más fácil a los pacientes con esta condición. La empresa Microsoft ha dado a conocer el Emma Watch, un wearable creado por la investigadora Haiyan Zhang para ayudar a los pacientes con esta enfermedad a poder realizar las tareas más simples del día.

Emma Watch de Microsoft ayuda a los pacientes con Parkinson

El reloj se llama así por Emma Lawton, una paciente con Parkinson que ha estado en contacto con Microsoft y Zhang gracias a The Big Life Fix, una serie de documentales de la BBC sobre cómo la tecnología puede cambiar la vida de las personas. Zhang tuvo la idea de crear este smartwatch después de pasar tiempo con Lawton y escuchar todas sus penurias.

"Solamente hay que pararse a escuchar a Emma describiendo su experiencia diaria, porque esa es la única manera de poder entender lo que está sucediendo con ella a nivel fisiológico, y luego poder trabajar a partir de eso", explicó Zhang en el blog de Microsoft.

La solución de Zhang fue crear el Emma Watch, un reloj de pulsera que integra varios motores de vibración, como los de los smartphones, que tienen la finalidad de distraer al cerebro para que deje de controlar las extremidades del paciente.

Las vibraciones del dispositivo detienen el cerebro de Lawton para luchar contra él, con la mitad del cerebro tratando de mover su mano y la otra mitad tratando de detenerlo, así se consigue el equilibrio necesario para mantener la mano firme.

El dispositivo ha funcionado, y Lawton ha sido capaz de escribir su propio nombre. Zhang ya ha empezado a hablar con neurólogos sobre el dispositivo, para poder implementarlo a más pacientes.

Ella dijo que podía observar su mano temblando pero ya no sentía el temblor porque las vibraciones (del dispositivo) venían en lugar de la sensación física del temblor.

Porque aunque no hay cura para la enfermedad de Parkinson, el Emma Watch y otros dispositivos como él, tienen el potencial para que sea aquellos afligidos con la enfermedad, puedan vivir con más calidad de vida. Así podrán realizar cosas tan básicas como comer, escribir, ponerse la ropa, escribir en el ordenador, etc.